jueves, diciembre 25, 2008

CERVERA DEL RIO ALHAMA - Pantano de Añamaza

15 F.65X54
Año 1999


Un pequeño lago casi natural, que cuando está lleno, tendrá alrededor de unos setecientos metros de largo por unos cien metros en la parte más ancha, siempre que este en su mejor momento ya que el riachuelo que lo nutre es de un pequeño caudal de agua llamado río el Cajo, en cambio riega una vega llamada Añamaza que da muy buenas hortalizas y unas patatas de gran calidad, que tendrían que tener el título de dominación de origen con el nombre, “Patatas de Cabretón, Cervera del Río Alhama La Rioja”.
Allá por el años 1970 en el verano de vacaciones, un amigo del pueblo por más señas maestro de escuela estatal que también estaba disfrutando sus vacaciones nos propuso a tres amigos casados uno era yo, ir a coger cangrejos con sus respectivas esposas, así pasaríamos el día en el campo mientras nosotros atraparíamos cangrejos de río, así llamados, en el riachuelo o cequia del Cajo, para luego preparar una merienda en una taberna del pueblo y regarlo con un buen vino de Rioja.
Antes de salir de pueblo el amigo maestro se encargó, aparte de llevar el buitrón de pesca, de la asadura de cordero como cebo para los cangrejos, antes de salir del pueblo nos alerto que los cangrejos se tenían que coger a partir de una medida, que si eran más pequeños nos podían echar una multa de consideración. Partimos con dos coches hacía el pueblo de Débanos y de allí a un meandro del río Cajo.
El entendido, el maestro preparó el buitrón y lo lleno de asadura de cordero esperamos a que se llenara de cangrejos, al final de la tarde habíamos cogido de tres a cuatro kilos, decidimos irnos para Cervera con el coche uno detrás de otro, nosotros iríamos detrás del coche del maestro con los cangrejos, ya estaba oscureciendo, el nos advirtió que si durante el camino hacía señales con las luces varias veces que tirásemos los cangrejos, esto quería decir que la Guardia Civil estaba al acecho y nos podía multar ya que algún cangrejo no era del todo reglamentario. Le comentaba a mi compañero y amigo diciéndole: si nos coge la Guardia Civil con los cangrejos se nos cae el pelo, tu navarro y de Pamplona y yo catalán de Barcelona nos ponen a parir. En eso que a lo lejos veo unas luces como si fueran unas linternas haciendo señales, yo ni corto ni perezoso, cojo los cangrejos que estaban en la bolsa y los tiro por la ventanilla del coche a unas matas de yerba los del coche de delante pararon y nosotros nos juntamos con ellos, lo primero que les comente es que había tirado los cangrejos por la ventanilla al ver las luces, el maestro me pregunta si sabía donde había lanzado la bolsa, le dije que más o menos si lo sabía, pués ves ha recogerlos que no pasa nada, son los del pueblo que hacen una fiesta y las luces provienen de allí y no son los guardias. Los cangrejos los encontré entre medio de la yerba pero al cabo de un rato, todo piernas y brazos me empezaron a picar con ganas, la yerba eran ortigas y yo en la oscuridad no lo percibí. A pesar del escozor al día siguiente preparamos los cangrejos del pequeño río el Cajo. Estupenda merienda

martes, diciembre 09, 2008

CERVERA DEL RIO ALHAMA - Casa Curro

15 F. 65X54
Año 1995

Óleo

CAMINO CASA CURRO

Un paisaje típico de la vega baja, para los cerveranos, esta cerca del río junto a la pesquera, un paseo bonito es bajando por la carretera y contemplar los huertos desde lo alto de la carretera y ver la vista de la vega baja con sus montes, de esta manera contemplativa, llegar hasta la casa del Curro y seguir por el camino de la Pesquera hasta llegar al pantano y salir a la carretera, el pueblo queda a un kilometro, total un recorrido de una hora y media más o menos que se puede andar tranquilamente. También al llegar a la Pesquera y pasar el río, se puede seguir el Camino Verde o Camino de Catorres que separa el monte de la vega, un paso del camino hacía el monte todo seco y lleno de yerbas aromáticas y un paso hacía abajo la vega con sus hortalizas, sus frutales y sus acequias, así hasta llegar a Nisuelas y el Puente Azul de Cervera. A mi personalmente me gusta hacerlo en bicicleta, lo que pasa es que el Camino Verde para mi está muy deteriorado y me es difícil recorrerlo con bicicleta, le falta conservación y darle un toque de limpieza de vez en cuando. Así y todo vale la pena hacer este recorrido.