Buscar este blog

jueves, marzo 25, 2010

CERVERA DEL RIO ALHAMA – Baños de La Albotea -Antiguos-

12 F. 61X50
Año 1992

Unos baños en plena decadencia, en este año, mientras estaba pintando la tela con el caballete de campaña dentro de la finca perteneciente a dichos baños, se me acercó un señor que al ir acercándose lo conocí era Mauricio, muy conocido mío y algo de familia de mi esposa, me comento que el era el guarda de la finca y que no me preocupase que podía pintar el tiempo que quisiera dentro de la finca, me consideraba persona de fiar, algunos otros del pueblo se pasan por aquí, entran en los baños y se llevan lo que pueden, mi comentario fue: ¿es que los baños conservan todos los enseres en perfecto estado? No, pero aun quedan cosas que seguramente tienen su valor, ten en cuenta que este edificio eran unos baños en su tiempo de cierta importancia y no estaban del todo mal montadas, hoy en día las habitaciones aun tienen sus camas, eso si, sin colchones de lana, pero en cambio cada habitación aún tienen sus orinales que son de varios estilos aparte de algunas “albornías” (jofainas) también con su personalidad, y en la sala principal fotos, cuadros, jarrones, butacas y sillones de rejilla y un piano y otras cosillas, en la capilla algún que otro crucifijo y alguna silla reclinatorio y los que entran a mirar si no los ven, algo se llevan sin darle mucha importancia, como recordatorio de los Baños de la Albotea, entonces me vino a la memoria y le pregunte que quería decir Albotea; me contesto que no sabía la procedencia de la palabra, paso el tiempo y me olvide de la conversación que tuvimos. Mauricio ya se murió. Al recordar la pintura del cuadro y comentarla, al escribir me ha vuelto la curiosidad por la palabra Albotea, dentro de mis posibilidades de consulta en el diccionario RAE de Internet, Wikipedia y otras enciclopedias no he podido encontrar nada, he separado el sufijo –Al- que normalmente es palabra que proviene de árabe, -botea- i nada de nada. He pensado igual es una palabra de uso cerverana, en fin cuando esté en el pueblo con algún estudioso, que hay muchos, se lo preguntaré haber si me dan una respuesta que corresponda a dicha palabra, si es así, lo reflejaré en esta página.

Algo es algo, lo que he encontrado
He dejado lo que estaba escribiendo y me he ido a pasear con la bici por Salou al llegar a la biblioteca he atado la bicicleta en el aparcamiento para bicis y no he podido resistir el entrar a la biblioteca, me he puesto delante del ordenador he ido a la página de Google y he entrado la palabra –significado albotea- he tenido suerte, me a salido una web con el significado de la palabra y me parece verdadera su descripción, (al-butáyha "el llanito") es una buena definición, acorde con el lugar que están ubicados los baños. A mi ya me vale.

sábado, marzo 13, 2010

CERVERA DEL RIO ALHAMA – Vega de Guajia

12 P. 61X46
Año 2000

Guajía, parte de la depresión de la vega, fresca y bañada por el río Alhama, el pastoreo es fácil en estos pedazos de tierra, sus hierbas crecen bien a la sombra de los chopos, aunque mejor son sus verduras y frutas, en mis tiempos de joven cuando llegue al pueblo allá por el año 1953, toda la vega era un vergel, frutales; manzanos, peras, cerezos, durazneros, hortalizas de toda clase, cáñamo para la fabricación de la alpargata y algunas cosas más, que al no ser entendido en la agricultura no te puedo precisar, eso sí, por aquellos años todo era autóctono con un gusto a la tierra cerverana. En la pensión de la María donde estaba alojado, las comidas eran de primera categoría y no es que fueran excepcionales de presentación ni de cocina nueva con chorraditas, sino por su sencillez y de gran calidad de sus productos, eran tiempos en que no todos podían comer como uno quería y al que no le faltaba le daba aprecio.
Una anécdota de aquellos tiempos sobre la falta de comida os la voy a contar: habíamos ido de vinos un empleado del juzgado y un servidor (Cervera era cabeza de partido con todos los derecho), los dos estábamos en la pensión, llevábamos algunos vinos de más, íbamos lo que se dice alegres, la cuestión es que llegamos a la pensión y le dijimos a la señora María que nos pusiera la comida en los platos y que nos iríamos a comer a la taberna del Peca, (estaba cerca de la pensión) así continuaríamos con la juerga, cuando llegamos a la taberna dejamos la comida en una mesa un poco apartada del mostrador y nosotros nos quedamos tomando unos vinos en el que el Peca nos servía y mientras nos tomamos los vinos cantando, cuando llegamos a la mesa se nos habían comida nuestro pequeño ágape, nos quedamos a dos velas. Nunca supe si fue una necesidad o una broma, continuamos con nuestros vinos La comida en aquellos momentos no era tan abundante como ahora.
Tiempos que recuerdo con agrado, algunos amigos de aquellos tiempos ya no están entre nosotros pero los que vamos quedando, cuando recordamos la juventud, a un nos hacemos ilusiones y nos tomamos unos vinos, pocos, porque el cuerpo ya no aguanta como antes ni podemos por no contrarrestar afecto a las pastillas de la presión, colesterol, ácido úrico y algunas otras más, pero lo poco que podemos tomar nos sabe a gloria, a veces incluso nos piropeamos en decir: el tiempo no pasa para ti, cosa que es verdad, el tiempo no pasa nunca los que nos pasamos siempre somos nosotros. Así y todo lo importante es poder pasarnos y vivir el segundo que la vida nos de.
El rebaño con su pastor (Pablo) pintado en el cuadro es en septiembre, cuando la temperatura durante el día aun aprieta el calor, por las noches en Cervera del río Alhama ya empiezan a refrescar un poco, en este mes se pueden comer muchas verduras, tomates y frutas recolectadas por los campesinos del pueblo de su propia cosecha. Es una gozada

sábado, marzo 06, 2010

CERVERA DEL RIO ALHAMA – Burro en una era de San Miguel

P. 46X33
Año 2000

No, no soy Platero, ¡ojala así fuera! soy un burro o acaso una burra, que se pasa muchos ratos metido en una bodeguilla adaptada para mi como establo de día, de noche duermo en casa de mi amo, esta viejo y algo chocho, ya no me lleva tanto al campo como antes, se cansa, y yo si tengo que decir la verdad ya me va bien, he trabajado mucho, se ha montado muchas veces encima de mis lomos, incluso he recibido algún que otro golpe y malos tratos más que nada de humillación, ya me toca que me jubile, que caray, ahora estoy más tranquilo y cuando quiero salgo a dar una vuelta por las eras de San Miguel e incluso repaso los pequeños ribazos que hay por aquí, salen unas hierbas frescas y agradables a mi paladar, de verdad, ya era hora, me tocaba.
Un día al sacar la cabeza por el portal, por llamarlo de alguna manera, vi a uno, se parecía a mi dueño viejo y parecía algo chocho, que se paraba frente a mi y me miro con desfachatez, pensé que mira este pelma, será de capital, nunca habrá visto un burro; pero no sólo me miró, sino que se sentó y sacó como una especie de maleta y la planto en el suelo como si fuera un trípode donde puso una cosa blanca, un trapo, a continuación unos pinceles y colores que coloco encima de en una madera plana casi redonda o más bien ovalada, la verdad, es que no se lo que hacía estuvo un buen rato, me miraba y dejaba de mirarme, al final recogió todo y se fue no tuvo ni siquiera la delicadeza de decirme nada ni tan solo enseñarme lo que había hecho. Seguro que no era del pueblo, esto no lo hacen, por lo menos saludan, sobre todo si vienen de chiqueteo.