Buscar este blog

domingo, abril 18, 2010

CERVERA DEL RIO ALHAMA – Ermita Virgen del Monte, con su manto blanco

12 P. 61X46
Año 2005


Cervera del Río Alhama, me gusta ponerte nombre y apellidos a Cervera, no quiero confundirme con las muchas cerveras que hay por España, que supongo serán muchas y muy hermosas, personalmente conozco la de Lleida y la de Pisuerga, me quedo con la nuestra con todos sus defectos y peculiaridades, me gusta, es de un tamaño que la puedo abarcar sin tener que darle mucho al bolo, no me causa ningún trastorno a mi pequeño cerebro, incluso a nivel de relación humana me adapto más, las caras de los cerveranos las puedo precisar y algunas recordarlas con nombre y retenerlas en la memoria como conocidas y amigas, sobre todo el día que salgo con mi esposa o con los amigos una mañana de Domingo a chiquetear por los bares, hablar y hablar y sentirnos a gusto con todos, es una gozada, aunque nunca arreglemos nada, talvez es que nada tiene arreglo y lo nuestro es pasar.
Con el paisaje me pasa algo parecido, este día de una nevada considerable, hice varias fotografías una de estas la plasme en el lienzo, cuando lo miro recuerdo las casas de las familias, en muchas de ellas conozco a los propietarios amigos todos, si quiero profundizar dentro de las viviendas puedo hacerlo, ver a sus hijos esposa y marido e incluso el frío que pueden estar pasando con el fuego del hogar encendido a tope y acompañado con alguna charada, todos acorrucados en su alrededor con una tostadas de pan con ajo y algún que otro trozo de tocino o chorizo acompañado el que más de un vaso de vino.
Algunos viejos como yo me recuerdan comentando tiempos pasados, en que el pan mucha veces lo untaban con “furruña”, les pregunto, que quería decir esto y me contestan, pasar el pan por la paella cuando no hay nada, solamente deja algo de gusto de lo que se ha sofrito con anterioridad y se enfurruña el pan; lo que queda es la “furruña” el pan queda oscuro, pero con un poco de imaginación hasta sabía bueno, que tiempos pasados que aunque siendo malos se recuerdan con cariño.

domingo, abril 04, 2010

CERVERA DEL RIO ALHAMA – Iglesia San Gil - Ermita Virgen del Monte

12 F. 61X50
Año 2004


Cuantas y reiteradas veces habré pintado este paisaje desde el camino de Catorres, cuando voy andando por el empiece del camino, por la parte somera de Nisuelas, allí se encuentran unas sombras de unos nogales que en verano apetece plantar el caballete y ponerte a pintar, o simplemente mirar y contemplar el paisaje del barrio de abajo, por muchas veces que repita el paisaje, cada vez es diferente, siendo igual lo que estoy viendo, siempre es desigual, en cambio soy más viejo y mis ojos más tranquilos y reposados para mirar, seguramente que no tengo tanta fogosidad como antaño, la manera de ver las cosas es totalmente una visión mucho más reposada, la mente es también mas aletargada, no tengo prisa, se que por mucho correr no se llega antes y a mis años sólo me importa el llegar y poder llegar, como nos dicen ahora, con calidad de vida y de momento, será por suerte o por que cada uno así lo tiene escrito, no me puedo quejar.
La ciencia, lo que es en mi caso tiene mucho que ver en esta etapa de mi vida, soy un ferviente creyente de las tecnologías de lo científico, siempre recuerdo un amigo médico de Cervera, ya nos dejo el estar entre nosotros; cuando nos encontrábamos por temporadas en el pueblo y nos saludábamos me preguntaba como estaba de salud, siempre le contestaba lo mismo, con pastillas voy tirando, su respuesta siempre era la misma: a nuestra edad hay que tomar todas las que el médico nos recete, lo bueno es que él de joven, médico, era reacio a las píldoras nunca lo vi tomarse ni una aspirina, pero de viejo todas y más, así vamos alargando algo los años con un poco más de media salud.
Por mucho que nos empeñemos en criticar lo mal que funciona muchos servicios de la Seguridad Social de que son deficientes, es lo mejor que tenemos de momento, así lo pienso, creer en lo espiritual lo dejo para quien lo necesite, que son muchos los necesitados.
El cuadro es una estampa típica del barrio de abajo, San Gil y la Ermita se yuxtaponen hermanados, junto con las casas del barrio hacer un bloque compacto, en apoyo de sus dos grandes devociones San Gil y la Virgen del Monte, símbolos del barrio de abajo y quiero pensar, hoy en día, también del barrio de arriba.