miércoles, octubre 24, 2012

CERVERA DEL RÍO ALHAMA - Subida de San Gil


Cuesta de San Gil.
Subir, bajar,
Bajar, subir,
Días, meses, años.
Unos vinos,
Mus, carteta, guiñote...
Plaza.
Vida.
Tiempo.

Cada vez me cuesta más subir la cuesta de San Gil del pueblo de Cervera del Río Alhama, me cuesta, pero la bajada aún me cuesta más, no se si a todos los que rondamos una edad tranquila, el subir y bajar las cuestas, en este caso la de la calle San Gil, les pasa lo mismo, de verdad es que Cervera esta formada con calles que tienen cuestas y bajadas de un nivel pronunciado, sino, que se lo pregunten al viajante forastero que quiera ir al único hotel (con denominación de Hotel Rural Cervera ) que tenemos en Cervera, que se lo pregunten y verán lo que les responde, eso sí al final quedaran contentos de su hazaña de la escalada para subir en él  por la tranquilidad donde está enclavada su situación además su cueva-comedor que es pequeña, pero con estilo rural propio de las cuevas de Cervera, trasladándote a tiempos remotos de las cavernas prehistóricas, a mi sólo me falta algún ciervo medio pintado por mano indígena en la techumbre de la piedra de la cueva, sólo es cuestión de imaginación, algunas veces si miro hacia arriba después de comer o cenar, me da igual, veo la huella de algún rumiante pintado por mano cerverana, eso sí, acompañado de un buen vino de rioja en el yantar y con un amigo que hablar...
La subida o bajada de la calle en el momento del dibujo el barranco estaba al descubierto, hoy en día cubierto y cementado, los coches en aquellos momentos en Cervera no invadían las calles, eran los menos que circulaban, el viandante tenía su parsimonia que le correspondía al andar, para poder incluso pensar en la partida que se encontraría en el bar; arrastrado, mus, guiñote o alguna timba de carteta, hoy en día la carteta parece que está desterrada en Cervera por lo menos en el barrio de abajo, hace tiempo que no veo echarla a nadie, como hoy en día hay instaladas estas máquinas diabólicas, que uno juega euro tras euro,  todo acompañado del tinglado de luces que se encienden y se apaga para marearte, resultando que al final se lo queda la máquina y supongo que algo el del establecimiento, lo que si estoy seguro que el incauto que echa las monedas, éste seguro que se queda sin nada, el juego con dinero todo es un mal, de escoger , me quedo con la carteta es más emocionante, todos  alrededor de la mesa viendo al tirador de cartas con destreza, una para los de derechas y otra para los de izquierdas y a descubrir cartas haber quién gana, la primera que sale que hace pareja con la descubierta se lo lleva todo, se forman las apuestas, perdías o ganabas pero era entre nosotros, al final el que ganaba siempre estaba dispuesto a pagar una ronda de cafés o de chiquitos que te hacían olvidar lo que habías perdido, la máquina ni las gracias sólo destellos de colores para hacerte quedar más bobo contigo mismo.
Hoy en día tenemos una máquina destructora que no nos deja ni siquiera jugar, estamos en un sistema de gobernantes que se dicen “democráticos” y que se ampara en la constitución, ¡pero de que van! Leerla y lo verán, en los artículos que les interesa se apoyan en ellos, a morir, en los artículos que al pueblo les puede veneficiar pasan totalmente, han tenido la desfachatez de hacernos creer al pueblo español que tiene toda la culpa de lo que pasa, sólo basta con leer o escuchar diferentes voceros y medios de información, para sacar conclusiones, que si; enseñanza y sanidad, funcionarios, pequeños empresarios, etc... derroche, al contribuyente declarante de todos sus beneficios, le piden más esfuerzo, si tuvieran vergüenza ni al espejo se mirarían, eso sí, liberan a la banca, cajas, sueldos millonarios  y a las malas inversiones, procuran pasar e incluso muchas veces vuelven a reinvertir en la mala gestión, es incomprensible, sólo están de acuerdo todos los políticos cuando es en propio beneficio  (los políticos son necesarios vocacionales, no especulativos) lo malo de todo es que nos pasa como las máquinas de luces de los bares al final se lo quedan todo y nosotros nos quedamos con los destellos y vamos a casa vacíos de bolsillo y abobados. Y esto de los bolsillos vacíos, aún se podría aguantar, para muchos les queda el hambre y el hambre corroe las tripas y hace malos a los buenos. 



viernes, octubre 19, 2012

CERVERA DEL RÍO ALHAMA - Pequeño rincón


Pequeño rincón
Grande en pensares.
Las barrancas pasan;
Llevándose todos los males
Todo pasa y todo queda según reza la poesía, si el autor de dicha frase es un personaje tan ilustre como Antonio Machado, será verdad, el poeta se alarga en su pensar, caminante, son tus huellas el camino nada más etc... esta pequeña introducción me sirve contemplando este rincón, que aún sigue siendo, de la calle del Barranco del Tollo, las dos cerveranas ya hace algún tiempo que nos dejaron, el rincón sigue, pensares si es que existieron han pasado a Gloria del Señor, se han acabado, la huella que hayan podido dejar esta dos señoras, que seguramente nunca pensaron en huellas ni caminos ni creo que les importara, eran de otro sentido, viviendo sólo el momento que a cada una le toco realizar, lo importante dar vida y seguir, lo estelar para familias con recursos ínfimos no es de primera necesidad, el quedar, con pasar se conforman, la necesidad es poder continuar con fuerza el  camino que te queda por andar. .
El rincón sigue, no igual el protector del dibujo contra las yasas ya no existe, la casa pertenece a otra familia que le sirve de segunda vivienda, esto quiere decir que contribuyen con los impuestos municipales, en cambio estos cerveranos las despensas cotidianas que dejan en el pueblo  son sólo de unos días y esta misma situación pasa en muchas casas (la mía también) el resultado que segundas viviendas Cervera se van conservando, pero habitantes reales, quedan menos cada día, todo depende de la temporada que uno pasa en el pueblo, da pena las pocas personas que puedes saludar por la calle fuera del tiempo de los veraneantes, por poner un pequeño ejemplo: en el Barranco del Tollo y Plaza San Gil, casas habitadas todo el año, quedaran, no creo que lleguen a diez casas, cuando yo conocí el pueblo daba gusto ver respirar vida, talvez sin vida, llena de niños jóvenes y familias enteras por casas y calles. Al pueblo actualmente le queda la esperanza de el retorno de algún jubilado en su senectud,  vacaciones de cerveranos por Santa Ana o San Gil, fines de semana de jóvenes y que un día alguien vea en Cervera un pueblo digno de tener un modo próspero de dar vida al ciudadano residente, o por que no, esta crisis que vivimos, que nos lleva a replantearnos nuestro  sistema de vida otra vez en el pueblo.
Cervera pueblo, tendría que  contribuir en todo ello para revalorizar por si misma, como, no lo sé, seguro que existe alguna formula, sólo se necesita la persona adecuada con visión de futuro y leal con el pueblo. Continuo con la frase del poeta,  caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Cervera hace tiempo que emplea una frase oída por mi muchas veces , il por il no hace falta de il, a veces, incluso el ir y el volver es necesario, aunque sólo sea por el mero hecho de andar, para tener un buen corazón dispuesto a la lucha diaria. 


miércoles, octubre 10, 2012

CERVERA DEL RIO ALHAMA - Barranco del Tollo



Barranco del Tollo.
Principio de un pueblo,
Sudor y lágrimas,
de muchos años
El dibujo que se ve de la calle con mujeres sentadas en silletes cosiendo  en el Barranco del Tollo, es tarea (de capellar) de coser los tomos con remonte en las suelas de las alpargatas de cáñamo o de  yute, fabricadas en Cervera del Río Alhama, esto formaba el sustento de la mayor parte de las familias por el año 1954, muy común ver esta estampa por muchas calles, en seguida que el tiempo de bonanza lo permitía ya estaban trabajando en la calle o en cualquier solana donde las trabajadoras se  juntaban contando cada una sus propias vivencias, de esta manera, supongo yo era más llevadera la tarea del día a día llena de dificultades, sin por eso dejar que la sonrisa florara en sus caras,  en aquellos años esta estampa era casi familiar, el contemplarlo hoy en día es más difícil, no se si es por que hemos perdido este sistema de convivir, talvez el trabajo a decaído, la juventud ya no está por esas labores o por que tienen miedo al trabajo sumergido ya no interesa exponerlo a los demás, por si acaso, tanto se habla entre políticos de diferentes pensares en trabajos sumergidos de que no pagan impuestos, que al final nos creemos lo que nos van repitiendo, acabo de oír por la Radio la fuga de capitales de España, 300.000 millones €, aquí nadie, pero nadie, pone el cascabel al gato.    
Barranco del Tollo, en mi caso fue principio de una familia formada con una cerverana nacida en la calle cuyo nombre es: Barranco del Tollo, no Toyo como muchos escriben en Cervera y lo pronuncian; los que somos catalanes, como es mi caso, al hablar diferenciamos muy bien la ll de la y griega en la pronunciación y al escribirlo (tendremos otros defectos), digo esto, porque me pasé una temporada escribiendo cartas a la que entonces era mi novia y nunca supe bien si poner Tollo o Toyo por que lo escribían indiferente, de todos modos las cartas llegaban a su destino, hasta que busque la etimología de la palabra tollo, y resulta que viene del idioma Catalán “toll” (según expertos) tollo que significa un pequeño charco, cuando yo conocí el barranco, en el momento que caían fuertes lluvias se formaban “yasas” torrenteras que cuando se retiraban las aguas quedaba todo el barranco lleno de tollos que tenias que sortear mientras andabas la calle, ya que la calle no estaba empedrada como ahora si no que era de tierra pisada, de la que se anda y se hace camino. Ahora la calle está empedrada y los salva aguas que antes eran de piedra ahora están todos los muros con cemento, las aguas cuando llueve corren más rápidas y no se estanca, además, no se porqué, no llueve como antaño según dicen, lo que es por mi propia experiencia de los meses que paso en Cervera confirmo en que es verdad, parece que las lluvias han abandonado está comarca.