miércoles, diciembre 28, 2016

¬¬CERVERA DEL RIO ALHAMA – 12 campanadas del 12 en la plaza de San Gil






Fotos del fuego de fin de año de la plaza de San Gil

FELIZ AÑO Y PROSPERIDAD PARA TODOS
SALUT I FORÇA AL CANUT

CHARADA EN LA PLAZA DE SAN GIL

Se finiquita el año el año 2016, a puertas está hoy día 28 de diciembre, nosotros, familia, en Cervera del Río Alhama acostumbramos estar por estos lares en estos tiempos de unifamiliar de familias acopladas en momentos vacacionales. De años seguimos con la tradición de todo lo que el pueblo nos ofrece; en el pueblo estar en su fin de año, de muchos años, con su fuego desde el año 2000 montado por el ayuntamiento en la plaza de San Gil y encendido por un cerverano a las 11:30, en espera de familias, para oír los 12 badajazos de las campanas del campanario de la Iglesia de San Gil anunciándonos el Año Nuevo, ¡que campanas! Y ¡que sonido! Incluso el toque de campana dan los cuartos, medias y menos cuarto, las horas las repiten por si alguien le llega tarde el sonido.
Antes de dar las doce los cerveranos de la plaza, las uvas ya están en mano, ansioso esperado año de bienes de cada año…, desde tantos años. Los concentrados alrededor del fuego, por comparar a la multitud de la plaza del Sol de la capital de España se le quedan chiquitas en su sonido de pueblo de antaño, ya que las de la plaza del  Sol, estas tienen resonancia de altavoces preparados para escuchas medio sordos…, que en España son muchos con necesidad audífono incrustado en su oreja. Uvas, cava, amistad, amor y confraternidad, todos juntos en la misma plaza de San Gil con su fuego a todo arder de fin de año; fuego proporcionado como he dicho antes por el Ilustre Ayuntamiento de Cervera, de años, acompañado con uvas y el cava y toda la familia cerverana que cada año se acerca a esta fiesta que ya empieza a ser tradicional. ¡Qué cosas!, cómo se empiezan las tradiciones, son espontáneas, uno del montón dice: por qué no hacemos esto y así empieza la cosa y resulta que al final se convierte o se puede convertir en tradicional. Empezamos a celebrar este acontecimiento el año 2000, el Jose Luis (el Calabria, los Cazuelos y un servidor, el Catalán, no sé por qué, si el motivo) mi familia, pero empezamos con un pequeño fuego y un cava de donde sea, se acercaron algunos vecinos con su propia botella de cava o de sidra, que tampoco está mal para poder darnos nuestro brindis en nuestro propio fin de año,  no a un Dios (no soy amante de dioses) en concreto sino a un año venidero de esperanzas creativas y de salud confortable, ya que más, tampoco se pueden pedir. Sin duda cada día es un fin de año para un ser viviente que no tiene el humor de ser su final y que siendo una ley natural espera aguantar lo mejor que uno pueda del traspaso final hacia otros lares desconocidos.
Lo único que me mantiene en vilo, es pensar en un reposo eterno y sin tanta destrucción que la existente en esta maldad de todos nosotros. Los humanos, (hombre de arcilla) palabra significativa que nunca hemos sabido comprenderla.




 NAVIDAD

He visto una estrella
en el firmamento relumbrar,
una estrella de navidad, sin descifrar.

Quiero pensar que es signo
de buen agüero en momentos
de síndrome de  mal estar en un mundo,
donde nadie, ni siquiera sabe soportar.

En el firmamento estrellado
estrellas miles puedes encontrar,
cada una con su nombre, dado
por hombres de buen pensar.

Son personas sin estrella
que buscan encontrar libertad,
aclama aun mundo absurdo
que ni siquiera sabe encontrar paz.

  
Albert Gilabert Galiano 25/12/2016

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha entristecido mucho leer tus comentarios sobre las uvas de fin de año en la plaza de San Gil, querido Albert. Ahora parecen la crónica de un tiempo ido, porque ayer no hubo para nosotros ni leña, ni hoguera, ni charanga.
La charanga ya faltó el año pasado, y también tuvimos que llevar leña de casa. Pero pensamos que esos fallos se subsanarían este año. No ha sido así.
Dicen que ha sido un olvido. Parece asombroso un olvido semejante en un pueblo tan pequeño como Cervera. Acaso sea una costumbre que no interesa mantener, aunque me cuesta comprender el motivo.
¿Qué mal hacemos los vecinos reuniéndonos al calor de la lumbre y celebrando la llegada del año nuevo? Celebrando nuestra amistad y el placer de reír juntos.
A pesar de todo, ayer nos tomamos las uvas en la plaza. Con mucho frío y mucho enfado,pero con la firme decisión de seguir dándonos un abrazo en la plaza de San Gil y continuar con una tradición que nos gusta.
Sólo puedo manifestar mi desilusión por el descuido de nuestro ayuntamiento. No ha estado a la altura.

Anónimo dijo...

No puedo estar más de acuerdo con todo lo dicho. Seguiremos celebrando la Noche vieja en la plaza de San Gil a pesar de la dejadez del Ayuntamiento

Anónimo dijo...

Parece mentira que "un descuido" fastidie un acto que lleva celebrándose 16 años. Una persona se puede despistar, pero ¿todo los integrantes del ayuntamiento han tenido el descuido? ¿No hay ni una persona que pueda responsabilizarse de salvar el desastre de ese descuido? ¡Con lo fácil que era!!!!!

albert dijo...

A nuestros años, ya que somos muchos que vamos cumpliendo años, a veces nos es difícil comprender que cosas tan insignificantes, como pedir un fuego en espera de año nuevo en la plaza de San Gil, debajo del campanario esperando que den las 12 de la entrada de año para tomarnos unas uvas con otros vecinos cerveranos, llamadas uvas de la suerte, y que por falta de un pequeño fuego que el Ilustre Ayuntamiento de Cervera del Río Alhama nos preparaba, este año tuvimos el preámbulo pero sin leña y sin fuego, todos esperado el fuego con ilusión para cerrar el año 2016. No ha sido así, ¿falta de coordinación, falta de interés, falta de madera o falta de descrédito político? Me agrada tanto Cervera del Río Alhama, que muchas veces siento pena por ver un tanto de desidia de algunos cerveranos con relación a pequeñeces, si no le va a uno, muchas veces en el bar he escuchado ¡que se jodan!,. No quiero pensar que este a sido el pensamiento de algún cerverano.