Buscar este blog

lunes, abril 03, 2017

CERVERA DEL RIO ALHAMA - Manolas

Pintura al óleo 100X100 ctm.
MANOLAS
... siguiendo con mis pinturas.

El Toro, las Gradas, las Manolas, la Mantilla, falta la música y el alma de cada uno; con todo esto no es sentirse español, ser español; es entirse útil a un sinfín de lo nuestro que es mucho en todas las peculiaridades autonómicas, respeto a los sentimientos, solamente representativo como símbolo de la unidad hispana, siempre las mismas, un flamenco o cante, que nada tiene que ver con la comunidad representativa de cada uno y, que por formas del tiempo pasados repetitivos y además  autoritarios, parece que todos seamos "flamencólogos", "bailaores" y montera en ristre de tablado flamenco de madera hueca, que siendo arte apreciativo para muchos no es la de todos en esta nación multi-artista tan querida.

 En mis décadas de años pasados, allá por los años 1940-1960 la juventud, yo me incluyo, aunque parezca de difícil de creer y de manera de pensar, éramos totalmente diferentes en nuestra manera de ser de los jóvenes de hoy en día, en su comportamiento, la sustancia la misma, visto desde ahora de un viejo rechoncho; ni mejor ni peor ¡diferentes! Siempre tenemos que dejar en "estambay" a los jóvenes que ellos creen su propia escuela, sea o no sea la adecuada.
  
Me casé por la iglesia Católica Apostólica Romana, no por convicciones religiosas, que ya me empezaban a fallar, por respeto a familiares, hoy en día los llamados compañeros a estas uniones, nada que objetar. Solamente por respeto a tradiciones, las tradiciones hay que conservarlas, incluso las religiosas, pero no dando un voto de fe a todo. No adorarlas, era un incauto de bombardeos religiosos, con decirte que por semana santa me iba a la puerta de la iglesia con mí carraca (utensilio que al darle vueltas producía un ruido a maderas salpicadas en que cada vuelta por lo menos algún judío había matado, simbólicamente, desesperante) dándole vueltas por creer que mataba a judíos, ¡les pido perdón a toda la comunidad judía! Y maldigo a todos los que me indujeron a estas atrocidades tan perversas de personas, según ellos, con fe, con título de católicos…, en esto incluyo a mis antepasados con respeto a su tiempo que les toco vivir.

El pensar en personas diferentes, no en discapacidades por traumas de nacimiento o de accidente, sino por sentirse diferentes en su comportamiento sexual, esto, que en un día me parecía atrocidades inducidas por regímenes totalitarios incrustados en mi mente, actualmente paso de toda esta parafernalia; no por creer de si está mal o bien, es por pensar que si uno se comporta, el sistema que uno emplee sexualmente es de cada cual. Yo no fumo, he fumado, pero si uno fuma mientras no me eche el humo a la cara, allá él; millones de coches cada día salen de sus casas con su dióxido de nitrógeno a punto de contaminar a cualquier usuario transeúnte de sus calles puntuales y lo aceptamos como normal; sin ser normal.  Y tengo coche de gasolina.

El mundo sigue, es lo que corresponde, pararlo es imposible porque tanto usted como yo ni siquiera sabemos que método hay que emplear para ejecutarlo y, si alguien lo sabe seguramente no encuentra el sistema para su fin; entre estos dimes y diretes es cuando me acuerdo de mi padre: si tiene solución, búscala, si no la tiene por qué preocuparse y digo de esto de un padre adelantado a su tiempo, que ni siquiera pudo comprender lo difícil que es ser padre en momentos de posguerra, pienso, en la madre en la misma situación, es menos complicado para ella solamente existe amor. 

El cuadro las Manolas aparte del colorido de la plaza, seguramente en mi interior de mi ser, me a dado por pensar y salirme del guión de los toros para profundizar un poco en temas cotidianos que cada uno llevamos dentro de nosotros y que muchas veces se nos quedan almacenados en una nube, nube cerebral, (no una nube de almacenamiento virtual del google) que uno no sabe porque se vacía unas veces con mucha fuerza y otras modera su forma escrita es más racional.

PASEO PRIMAVERAL

Es de agradecer estos paseos en bicicleta que aun puedo darme por estos paseos de Salou y como no por Cervera del Río Alhama, contemplando la primavera y su floración en cada momento del recorrido in situ, es de agradecer.
No siempre son perfectos mis recorridos con la bicicleta, ya que conlleva sus riesgos, alguna vez pongo el pie en falso y ruedo por los suelos; hace seis días el último fue uno de estos, del traspiés, me caí en parado puse mal el pie y al suelo, de vez en cuando los ciclistas es nuestro tributo al pedaleo, yo soy uno de tantos que se caen y de momento con suerte, lo llevo bien además de suerte, mis caídas siempre han sido muy benignas de golpes, alguna que otra magulladura sin importancia, los andarines también tropiezan;  me dicen los que me quieren: tienes que dejar de ir en bicicleta te vas a matar o te matará algún coche, me defiendo diciéndoles: por esta regla de tres no salgo de casa, pero es que ni en casa estás a salvo, el mal o accidente es compañero nuestro como la misma muerte, andando, en coche, a pie, de paseo, dándole al pedal o en el mar con un baño.
Si pueden tus capacidades corporales y mentales en la vejez, te diré: tener mucha precaución en todo lo que nos conlleva la vida cotidiana, pero no tener miedo al presente de lo que cada uno pueda practicar, sea deporte, la casa, pequeños trabajos, trabajos de hortelano o lo que a uno se le tercie, el miedo nos entorpece y nos achica cada día, hagas lo que hagas el final siempre es el mismo, pero si puedes darle un poco de valor a tus viejos años, no te lo pienses, dáselos, siempre con tu propia ayuda que es la parte más importante. Tu cuerpo lo necesita para funcionar hasta precipitarnos al descanso eterno.


ANDAR, ANDAR, ANDAR

Tantas nubes en el cielo,
tanto barro en el camino,
tanto miedo por andar.
Andar buscando un sendero,
Que abra nuevos caminos
para poder respirar.
Andar abriendo laderas
por el monte, por la sierra,
por el río y por la mar.
Andar con fe y esperanza,
Sin miedo, con confianza
y volver a comenzar.

                                              Mª Isabel Jiménez Garraleta 

No hay comentarios: