Buscar este blog

miércoles, julio 05, 2017

CERVERA DEL RIO ALHAMA - Verano

Óleo 100X100

VERANO

En la década de los años 80 pintaba con ganas, mucho e inspiración fluida, formaba parte de un grupo llamado GROG I BLAU compuesto por artistas de Salou seleccionados por un jurado artístico del Ayuntamiento de Salou. Una vez formado el grupo, nuestra obra se paseó por partes de España, siendo una exposición bien recibida en cada lugar, con un catálogo de todas las obras expuestas de cada uno del grupo, muy bien editado, al cabo de unos años se disolvió.
Este cuadro pertenece de aquel tiempo, hice cuatro titulados, Verano, Otoño, Invierno y Primavera aparte de toros, castillos humanos (Castellers de Catalunya) y más tendencias en un formato de 100x100 ctm. Solamente tengo recordatorios de ellos en mi ordenador, será una tontería, pero, aflora el recuerdo a mis años de tiempos que el poder afrontar los momentos era un reto para mí.
El cuadro lo podría describir de esta manera visto ahora, en su momento puro sentimiento. La mujer y el niño, la vida, el rojo el calor, la parte azulada el agua dentro del agua se vuelve a repetir la vida, un espejismo, la parte superior una franja oscura que todos llevamos en nuestro interior y las líneas blancas o reservas forman parte de toda esta tendencia de cuadros de aquel tiempo realice y me servían una vez terminado y arrancar la reserva, una forma de destripar el cuadro dándome un resultado agradable artísticamente.
En fin, un simbolismo encontrado por mí a buena hora mangas verdes; en su momento sólo vi verano y calor, calor que sigue existiendo y según el calentamiento global cada vez más persistente y preocupante.
Cervera del Río Alhama, siempre seguí pintando sus calles y sus paisajes, que también me dieron sus momentos buenos en el disfrute de todo su entorno maravilloso entre montes y vega, actualmente pisar en situ con el caballete de pintura, ya empieza a ser RECUERDOS.
SANTA ANA SE ACERCA ¡ VIVA SANTANA¡¡¡¡


BALAGUER RIO SEGRE

Recordando ya que la vida me ha dado este capricho de poder recordar, no todo, pero lo suficiente para poder estar delante de un ordenador o computadora y teclear flases de una vida pasada con cierta intolerancia de aquellos momentos de pos-guerra.
Mi pueblo, Balaguer de la comarca La Nogurea esta situado en la provincia de Lleida, un pueblo lleno de portales, callejuelas, murallas y santuarios junto con sus puentes y el Río Segre, un río que sin ser muy caudaloso al pasar por nuestro pueblo, no acostumbra a quedarse sin su caudal, tanto en invierno como en verano y de años en año alguna torrentera que nos inunda la parte del pueblo de nueva ampliación.
En mi juventud que río y su” Bultra” ,llamada así por los ciudadanos de Balaguer, a toda su ribera de 8 o 9 metros de ancho del río llena de árboles zarzas, riachuelos y mimbreros, a mi me parecía la selva de Tarzán que algo ya empezábamos a ver en los cines de nuestra juventud.
Allí aprendí a pecar en las charcas de agua o meandros del río junto con sus arenales, algo lejos del pueblo, nos bañábamos desnudos los mayores y los más jóvenes; ellos los mayores de catorce hablaban ya de mujeres, nosotros los más pequeño de nueve, diez años escuchábamos con orejas de elefante para captarlo todo; en casa, misas y santos y cantares mejicanos, todo lo relacionado con el sexo tabú, mutis, me parece que esta tónica a sido frecuente en mi por asimilación, mea culpa, en mi casa sólo me preguntaban por el color de la casulla que llevaba el cura en la misa del domingo, sabían que hacía novillos de vez en cuando. Nunca sabíamos nada de amores fuera de estas relaciones escapatorias al río o el cuento de otro niño; podíamos escuchar a los mayores sus comentarios incompletos y en la arena de los meandros aprendimos a dibujar una mujer desnuda con un palito y hacerle un agujero entre las piernas, vulva, donde los más mayores hundían su miembro con movimientos convulsivos y gritos de satisfacción, nos decían que “cachaban” palabra autóctona de mi pueblo, al acto sexual. Así aprendí el sexo de forma artística en la niñez. Cuando más artística la modelo más lucrativo la ejecución.



Tiempos que recuerdo con cariño, así fui creciendo, hasta que mis padres me plantearon que mi porvenir era dedicar mi vida a Dios, me convencieron, tendría 11 (1942) años cuando fui al seminario de la Seu de Urgel; en aquellos tiempos el seminario estaba a tope no sé si era por vocación o por falta de nutrición, entre mayores y chiquitos éramos unos 300 estudiantes para cura, Como lugar de estudio no me desagradaba, era compensado el estudio con los juegos e incluso con los rezos, pero al empezar el tercer curso decidí que el ser cura no era para mí, me gustaban mucho las películas de Tarzán y sobre todo su compañera Jane, Chita se quedaba en la reserva.
Aprendí algo de latín, respeto a los profesores y a conocer lo que era el pecado de la carne que mientras duro los dos años y medio que duro mi estancia en el Seminario procure estar a la altura de las circunstancias por respeto al Padre Espiritual y sus sermones.
Dormíamos en habitaciones muy grandes, 25 camas enfrentadas con otras 25, vigiladas por un estudiante mayor con habitación propia, normalmente no pasaba nada. El sábado nos teníamos que cambiar la ropa o muda, para darla a lavar cada uno a su familiar o persona de su confianza, lo curioso era que para cambiarnos de ropa, nuestra muda, la teníamos que dejar preparada encima de la cama de cada uno y todos a una, entonces, el estudiante mayor nos apagaba la luz y a palpas nos íbamos mudando, nadie veía a nadie durante el cambio de muda, sería por si acaso se nos despertaban los valores sensoriales del sexo, visto desde ahora inexplicable, en aquel momento un pecado mortal ver el cuerpo de otro niño compañero. Así también aprendí lo místico.


A UN ULLS QUE TOTS HABEM VIST

Quan veiem aquells ulls com la pau de la mar blava
i que per un moment sentim l'escalfor del seu llambreig,
sembla talment com si una espasa flamejant
ens caigués sobre tots, ens aniquila o atordeix.

Aquella mirada que indueix a una passió abrusadora
i que com a mos de serpent, deixa l'ànima enverinada,
és posa dintre el cos i en el pit entravessada
que a pesar nostre, ens aterra o averganya.

No sé si és el seu foc prodigiós
que en les seues ninetes resplendeix,
que ens espanta i en captiva al mateix temps;

O és la lluïssor tan estranya i misteriosa
que ens cega, ens arrossega o enfolleix
amb l'atracció assentar de sa mirada.

TRADUCCION

A UNOS OJOS QUE TODOS HEMOS VISTO

Cuando vemos aquellos ojos como la paz del mar azul
y que por un momento sentimos el calor de su movimiento,
parece talmente como si una espada flameando
nos cayera sobre todos, nos aniquila o aturde.

Aquella mirada que induce a una pasión abrasadora
y que como bocado de serpiente, deja el alma envenenada,
se pone dentro el cuerpo y en el pecho atravesada
que a pesar nuestro, nos aterriza o avergüenza.

No sé si es su fuego prodigioso
que en sus pupila resplandece,
que nos asusta y en cautiva al mismo tiempo;

O es el brillo tan extraño y misterioso
que nos ciega, nos arrastra o enloquece
con la atracción ausenta de su mirada.

                                      Alfons Gilabert Clua, versos de mi padre en catalán Abril 1967

No hay comentarios: